Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

La operación sencilla no exime de obtener el CI del paciente

 

La sencillez de una intervención no exime de recabar el consentimiento informado (CI) del paciente al que hay que explicarle los consecuencias que se pueden derivar. Un fallo ha concedido una indemnización a una mujer a la que no se le informó del riesgo de la anestesia. 
 

Redacción 27/05/2008


La Audiencia Provincial de León ha declarado que el médico está obligado a cumplir con el consentimiento informado por muy sencilla y habitual que sea la intervención que se vaya a practicar.

El fallo ha estudiado la reclamación de una paciente que no fue informada del riesgo de la anestesia para la operación a la que se sometió. Como consecuencia de ella, la enferma sufrió una parestesia del nervio lingual derecho.

Aunque en este caso la audiencia condena a un odontólogo, la doctrina resulta de aplicación también a los médicos.

 

No hubo mala praxis

La resolución judicial descarta la existencia de mala praxis en la actuación clínica, pues según los informes periciales, el daño sufrido por la paciente "es una de las complicaciones que se pueden derivar del procedimiento de anestesiar el nervio dentario inferior". En cualquier caso, aunque no hay mala praxis profesional, sí concurre una "pérdida de oportunidad", es decir, la audiencia considera que si la enferma hubiera conocido el riesgo de la anestesia podía haberse "sustraído al acto médico".

Y es que esa ausencia de información le ha impedido tomar la decisión de someterse a la intervención con conocimiento de las consecuencias que se podían derivar.

En este punto el tribunal recuerda que la omisión de consentimiento informado es una "infracción de lex artis", pues la ley exige que el documento sea "exhaustivo, claro, veraz, leal y con tiempo suficiente para que la paciente pueda libre y conscientemente tomar la decisión que estime más adecuada".


Es un deber importante

El tribunal recuerda que "entre las obligaciones que integran la prestación médica, el deber de información ocupa un lugar importante". Al paciente se le ha de comunicar tanto la naturaleza como la finalidad de la intervención, sus riesgos y consecuencias, los beneficios que se esperan de ella, las alternativas que existen, y los eventuales riesgos y consecuencias de su rechazo.

El fallo considera que la lesión que sufrió la paciente "es una de las complicaciones que se pueden derivar del procedimiento de anestesiar el nervio dentario inferior, que es una práctica habitual en las clínicas odontológicas y la segunda causa de afectación del nervio lingual, según la literatura científica".

Pues bien, según la audiencia, en este caso "la información dada a la paciente fue cuando menos insuficiente", no consta la existencia de ningún documento escrito ni tampoco que el demandado le explicara "suficiente y ampliamente los riesgos que corría la paciente quizás por tratarse de una intervención de las más usuales que se llevan a cabo todos los días en las clínicas odontológicas".

No obstante, "por sencilla que sea, no exime de explicar al paciente las consecuencias que le pudiera acarrear y los riesgos que lleva implícita, incumpliendo con ello el recurrente uno de sus deberes fundamentales en la relación paciente-odontólogo, con la consecuente infracción de la lex artis".

De acuerdo con toda esta argumentación, la Audiencia Provincial de León ha condenado al odontólogo demandado a indemnizar a la paciente con 4.161,60 euros en concepto de las lesiones sufridas y 12.000 más por las secuelas que le han quedado a la paciente.
 


Obligación de medios

En su argumentación, la Audiencia Provincial de León explica que "la obligación del odontólogo en su ejercicio profesional es de medios para aquellas enfermedades bucales en donde el facultativo no garantiza ni puede hacerlo la curación de los males, sino que se limita exclusivamente a poner al alcance del paciente los remedios que la ciencia dispone en ese momento". Sin embargo, su obligación es de resultado cuando el profesional "se compromete a la instalación de prótesis, colocación de piezas dentarias o similares, que al igual que ocurre en la cirugía estética compromete un concreto resultado".

 

Fuente: Diario Médico

 


 

          

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web