Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

La FIV es medicina voluntaria, pero no el embarazo posterior

 

La fecundación in vitro puede ser calificada como un acto incluido en la medicina voluntaria, pero no la asistencia posterior que se preste por el embarazo. Así se desprende de un fallo del Tribunal Supremo que descarta la responsabilidad tras la muerte de una embarazada.


 

Marta Esteban 10/11/2008   

 

 


La calificación de un acto sanitario como medicina curativa y satisfactiva repercute al determinar los criterios de responsabilidad o en cuestiones como la valoración del consentimiento informado. Una sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo ha aclarado que las técnicas de fecundación in vitro (FIV) podrían estar incluidas en el terreno de la medicina voluntaria o satisfactiva, pero el embarazo posterior no puede incluirse en la medicina satisfactiva.


La distinción que hace el Supremo es importante para determinar la responsabilidad en un caso en el que la paciente, embarazada tras someterse a una FIV, falleció por una eclampsia asociada al síndrome de Hellp. Según la demanda, la actuación de los médicos durante el embarazo debía considerarse como medicina voluntaria y, por tanto estaban obligados a cumplir lo pactado en contrato.

El fallo aclara que "aun admitiendo que la aplicación de la técnica de FIV forme parte de la medicina voluntaria, el fallecimiento de la paciente no se produjo por una causa relacionada con ella sino en el desarrollo del embarazo, al que es razonable darle el tratamiento correspondiente a la medicina curativa". En consecuencia, según los magistrados del Supremo, "la causa que produjo el fallecimiento -eclampsia y síndrome de Hellpno es un problema relacionado con la medicina satisfactiva".
 


Riesgo imprevisible


La resolución judicial tampoco aprecia responsabilidad de los médicos por falta de información, pues los familiares de la fallecida alegaban que no se le había informado de la posibilidad de sufrir una eclampsia como riesgo de la técnica a la que se sometió. El fallo aclara que en la FIV, la preclampsia y el síndrome de Hellp en el embarazo no se constituyen como factores de riesgo, por lo que no hay una relación que pudiera integrar esos procesos patológicos en la categoría de riesgos previsibles asociados al tratamiento". Por tanto, los daños sufridos por la embarazada serían calificados como riesgos atípicos por imprevisibles que "quedan fuera del derecho a la información".

Por último, los magistrados analizan si en el caso estudiado se produjo o no un daño desproporcionado. La sentencia dice que sí existió un resultado desproporcionado entre "la actividad inicial y el resultado producido", pero no accede a indemnizar el daño por esta causa. La razón alegada por el alto tribunal es que no ha existido negligencia médica, ya que hay "una explicación coherente acerca del porqué de la importante disonancia existente entre la actividad médica y la consecuencia producida", por lo que se excluye la aplicación de esta doctrina.

 

 

 

Fuente: diariomedico.com

 

         

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web