Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Indemnización por mala praxis en una mamoplastia

 


 

Redacción

 

La negligencia de un médico en una operación de aumento de mamas ha motivado la condena de un juzgado malagueño. La sentencia señala que existió daño desproporcionado y que el resultado no fue el esperado.



Gonzalo de Santiago - Martes, 14 de Abril de 2009


Indemnización por mala praxis en una mamoplastiaEl Juzgado de Primera Instancia número 2 de Vélez (Málaga) ha estimado parcialmente la demanda de una paciente contra un cirujano estético y ha condenado a éste y a una clínica a indemnizarle con 57.425 euros por las secuelas tras una operación de aumento de mamas. La afectada sufrió visibles cicatrices, asimetría, deformidad, hipestesia y tratamiento psiquiátrico posterior.


La sentencia, que recoge las argumentaciones de José Luis Ortiz, abogado de la paciente, considera que, por las conclusiones de los informes periciales así como por las fotografías aportadas por la paciente, "parece evidente que el resultado estético esperado no fue el obtenido".


Además, el juzgado constata que existió un evidente daño desproporcionado y que la afectada presenta evidentes y groseras cicatrices "que en modo alguno pueden relacionarse con el aumento de peso que haya podido experimentar la paciente".


La demandante, que pedía 356.722 euros, alegaba además que hubo falta de consentimiento informado (CI) y señaló que abonó el importe de las dos cirugías sin saber la fecha de la operación, las técnicas a practicar, los riesgos o posibles secuelas ni el tipo de anestesia o clínica donde se realizarían las operaciones.

 


Existió información


Además, señalaba que el médico le aseguró que por la aureola no iba a quedar cicatriz, que no le informó de que le iba a cortar la glándula y que no podría lactar en un futuro. Sin embargo, por lo que respecta al CI la sentencia considera que la información fue suficiente y razonable en relación con las intervenciones a las que iba a ser sometida, la fecha, el tipo de operación, de anestesia y las complicaciones o riesgos.


La resolución judicial argumenta que la relación jurídica entre la demandante y el facultativo y la clínica, sin perder el carácter de arrendamiento de servicios, que impone al profesinal una obligación de medios, "se acerca ya de manera notoria al arrendamiento de obra, que propicia la exigencia de una mayor garantía en la obtención del resultado. En los supuestos de medicina voluntaria o satisfactiva, en los que el paciente acude y se somete a un procedimiento médico voluntariamente porque la salud no corre riesgo y lo que se busca es más bien una mejora de su aspecto externo, sí que existe una obligación por parte del profesional de obtener lo contratado por el paciente". 


 

 

 

Fuente:  Diariomedico.com

 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web