Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Contagio por Virus C de la hepatitis
 


 


Las reclamaciones de responsabilidad sanitaria por contagios de hepatitis C no prosperan si la inoculación del virus se produjo cuando aún no eran obligatorias las pruebas de detección y cuando no se logra acreditar cuál ha sido la vía de contagio del virus.


Contagio de hepatitis CDentro de este segundo grupo se podría incluir una sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que absuelve a la Administración y a su compañía aseguradora de la demanda interpuesta por una paciente que solicitaba una indemnización por un contagio de VHC.


Los magistrados descartan la responsabilidad por la inoculación del virus en una transfusión realizada veinticinco años antes de la detección del contagio (en 1977 y 1978), ya que no habría responsabilidad al no ser obligatorias las pruebas en el año en el que se realizó la transfusión.


En segundo lugar, la resolución también descarta que la transmisión de la hepatitis se produjera por la retirada de puntos de sutura en un ambulatorio tras una operación de mamas realizada en 1996.


El tribunal autonómico, que admite las argumentaciones de Federico de Montalvo, letrado de Zurich España, afirma que "no se acierta a comprender por la Sala cómo una simple retirada de puntos, que en principio es un acto inocuo que no tiene por qué implicar escisión ni riesgo, puede tener esas consecuencias tan nocivas para la salud del paciente".

 


Doctrina unánime


En cualquier caso, el fallo afirma que la causa más probable del contagio fueron las transfusiones realizadas en los años 1977 y 1978. Sin embargo, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, no cabría exigir responsabilidad a la Administración, ya que antes de 1989 "no eran exigibles los análisis de sangre que hubieran desechado para transfundir la que estaba contaminada". El alto tribunal sostiene que en estos supuestos se está ante un "caso de fuerza mayor porque se ignoraba la existencia del virus, de forma que la prevención del mal era imposible y externa a la actuación de la institución sanitaria".

 


Riesgo inherente


Si la Administración demuestra que ha cumplido todos los protocolos deactuaciones para evitar los contagios en transfusiones sanguíneas, el paciente es el que asume el riesgo de que se produzca la inoculación de un virus, según un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

 

 

 

Fuente:  Diariomedico.com
 

 


 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web