Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

La hiperfrecuentación, más determinante del crecimiento del gasto sanitario que el envejecimiento de la población


Madrid 14/07/2011

Aunque los factores demográficos tienen importancia, no son el motor del aumento del gasto sanitario público ni presionan excesivamente al alza el mismo; existe consenso en señalar a la prestación real media por persona y los cambios tecnológicos, como catalizadores del crecimiento del gasto sanitario público, por las expectativas que suscitan y que provocan la hiperfrecuentación.

 

Álvaro Hidalgo, Juan del Llano, Julián García Varga y Francisco García Pascual

Álvaro Hidalgo, Juan del Llano, Julián García Varga y Francisco García Pascual

 

A grandes rasgos están pueden ser las principales conclusiones del 'Estudio de las pautas previsibles de utilización futura de servicios sanitarios por mayores, frente a la viabilidad financiera del sistema de salud', coordinado por el Prof. Álvaro Hidalgo, director del SIES (Seminario de Investigación en Economía y Salud) de la Universidad de Castilla-La Mancha, realizado por la Fundación Gaspar Casal y publicado con el patrocinio de la colaboración de la Fundación Pfizer como entidad impulsora y promotora del proyecto. Por otro lado, en la presentación del trabajo se hizo especial hincapié en que se trata de un trabajo distinto a los realizados hasta ahora pues, como se insistió, había sido posible gracias a la colaboración público/privada, al haberse podido contar con los datos de las tarjetas sanitarias en lo que se refiere al uso de los servicios asistenciales o a los relacionados con la prestación farmacéutica.

La presentación del estudio se desarrolló en un acto en el que participaron, junto a Álvaro Hidalgo, el director de la Fundación Gaspar Casal, Juan del Llano Señarís; Julián García Vargas, patrono de la Fundación Pfizer y principal ideador del trabajo; y Francisco García Pascual, director de la Fundación Pfizer.


No tanto el envejecimiento

De acuerdo con el contenido del estudio, aunque el envejecimiento encarece la asistencia sanitaria, sólo significa una parte del aumento de los gastos sanitarios de la última década; la mayor parte de este incremento se debe a la inercia del propio sistema, decisiones clínicas (como el incremento de pruebas, ingresos e intervenciones), así como a decisiones de gestión, como por ejemplo un mayor uso de la tecnología y mayores servicios. Por otra parte, también influyen las decisiones políticas (nuevos hospitales o aumento del número de prestaciones). A estos factores, la población responde con un uso más intensivo de lo que se le ofrece y aumentan sus expectativas de mejora continua.


Análisis de situaciones concretas

Este estudio surge en el contexto del debate actual por la preocupación del crecimiento del gasto sanitario y la sostenibilidad del sistema, en el que el envejecimiento de la población se suele identificar como uno de los factores asociados, ya que las personas mayores suelen hacer un mayor uso de los servicios, tienen más ingresos hospitalarios y producen un mayor coste. En este sentido, se calcula que en España el gasto sanitario de las personas mayores de 65 años es 2,7 superior al gasto medio.

Para comprobar hasta qué punto el envejecimiento es causante del aumento del gasto, el presente estudio realizó un análisis de dos Comunidades Autónomas concretas, de gran extensión de territorio y población dispersa, Castilla León y Castilla-La Mancha. Entre otros motivos, se las seleccionó por tener un mayor envejecimiento que la media nacional. Así, en el 2010, el porcentaje nacional de mayores de 65 años alcanzaba el 16,84 por ciento, mientras que en Castilla y León era del 22,49 por ciento y en Castilla-La Mancha del 17,68 por ciento.
 

Diferencias en el uso de recursos

El estudio demuestra que existen diferencias importantes entre la utilización de los recursos sanitarios entre las diferentes Comunidades Autónomas. Tanto es así que el coste asociado al envejecimiento depende del territorio y de la organización del sistema regional propio, de su cartera de servicios, de la práctica clínica (diagnóstico, hospitalización y atención a domicilio), y de las pautas sociales de utilización.

Los datos del estudio señalan que el impacto de la demografía y el envejecimiento se traduce en una tasa anual acumulativa para el periodo 2009-2020 de crecimiento del gasto sanitario público del 0,28 por ciento para Castilla y León y del 0,68 por ciento para Castilla-La Mancha, tasas muy lejanas respectivamente al 9,65 por ciento y al 12,44 por ciento que reflejan las tasas medias de variación del gasto sanitario público nominal en cada comunidad en el periodo 2005-2008. En definitiva, aunque la carga del envejecimiento es innegable e importante, no supone un factor tan determinante para la sostenibilidad del sistema sanitario.


Utilización de servicios sanitarios por parte de la población mayor

Los resultados del estudio muestran que los mayores de 65 años tienen una mayor dependencia de la cobertura sanitaria pública, reduciéndose su capacidad de acceso a la sanidad privada, probablemente, por la merma en los ingresos que suele implicar la jubilación.

Respecto a la frecuencia en consultas, mientras que en atención primaria se incrementan desde los 24 años (especialmente, tras los 55) en atención especializada se reducen a partir de los 65 años, siendo más elevadas durante la edad laboral.

Por otra parte, las personas mayores de 65 años realizan un mayor porcentaje de visitas a los centros de salud que la media de la población, mientras que las consultas a servicios de urgencias para estos grupos se sitúa por debajo de la media. Asimismo, las personas mayores, sobre todo a partir de los 75 años, concentran buena parte de la atención domiciliaria, debido a la menor movilidad que presenta este grupo de edad.

Atendiendo al motivo de consulta, el porcentaje de consultas motivadas por el diagnóstico de una enfermedad o problema de salud va decayendo con la edad. Sin embargo, las consultas por revisión de enfermedad sí se acrecientan desde los 35 años. Para los mayores de 65 años, el servicio que más se incrementa son las consultas administrativas, debidas en su práctica totalidad a la dispensación de recetas. Del mismo modo, el uso de recursos hospitalarios también es mayor en la población de más edad.

 


Fuente: Actasanitaria.com
 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web