Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Descubren un nuevo marcador que permitirá monitorizar el tratamiento del cáncer colorrectal a través de muestras de sangre

 

 

• Investigadores del Vall d'Hebron han descubierto que midiendo el nivel de pEGFR en el plasma de la sangre se puede detectar la sensibilidad y la resistencia al tratamiento con  cetuximab en células tumorales de cáncer colorrectal

 

• El estudio también parte de la utilización del cultivo celular en 3D junto a técnicas de proteómica cuantitativa para poder estudiar la respuesta, in vitro, de las células tumorales al cetuximab

 

Descubren un nuevo marcador que permitirá monitorizar el tratamiento del cáncer colorrectal a través de muestras de sangreUna investigación liderada por el  Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO)  ha señalado un nuevo método práctico y no invasivo para la monitorización del tratamiento en pacientes con cáncer colorrectal (CRC).

 

El trabajo, publicado en la revista Clinical Cancer Research, ha demostrado que hay una correlación entre los niveles sanguíneos de pEGFR, la forma activa del receptor del factor de crecimiento epidérmico, y la respuesta al tratamiento con el fármaco cetuximab. De manera que la forma activada de EGFR (pEGFR) se secreta como respuesta a la terapia anti-EGFR. Este descubrimiento abre la puerta a poder monitorizar aquello que está sucediendo en el tumor y sus metástasis durante el tratamiento terapéutico en simples analíticas de sangre.

 

El estudio dirigido por el Dr. Josep Villanueva, el Investigador Principal del  Grupo de  Biomarcadores Tumorales, presenta varias novedades. Primero, los investigadores utilizaron el cultivo celular en tres dimensiones (3D) para poder estudiar correctamente la respuesta, in vitro, de las células tumorales al cetuximab, uno de los fármacos más usados en cáncer colorrectal. Utilizar este innovador modelo ha  permitido estudiar cómo cambian las proteínas secretadas mediante técnicas de proteómica cuantitativa. Éste es uno de los primeros trabajos de proteómica que ha dado lugar a un candidato a marcador tumoral que se puede medir fácilmente en sangre.

Los resultados del análisis del secretoma, o todo conjunto de proteínas secretadas por una célula, mediante  técnicas de proteomica cuantitativa fueron sorprendentes. El grupo de Dr. Villanueva descubrió que, cuando las células tumorales respondían a cetuximab se secretaba la forma activa del receptor pEGFR, que es la diana de éste fármaco. Este nivel de pEGFR se correlaciona con la sensibilidad y la resistencia de células tumorales de cáncer colorectal, tanto in vitro como en el plasma de pacientes que reciben cetuximab.

 

Este proyecto se ha desarrollado en colaboración con el Departamento de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d´Hebron dirigido por el Dr. Josep Tabernero, a su vez Director del VHIO y de investigación clínica del mismo instituto. Esta colaboración permitió la validación de los resultados de laboratorio en pacientes, dándoles una relevancia clínica. Por lo tanto, midiendo el nivel de pEGFR en el plasma, se puede decir directamente si el tratamiento funciona o no. Los investigadores validaron los resultados in vitro con muestras de plasma de los pacientes con CRC tratados con cetuximab. "Este descubrimiento y sus resultados abren la puerta a monitorizar la respuesta al fármaco cetuximab  midiendo la concentración de pEGFR de una manera no-invasiva en el plasma de pacientes", así resume la importancia de esta investigación el Dr. Villanueva.

 

El estudio parte de un objetivo claro y simple: buscar marcadores moleculares, no-invasivos y fáciles de medir, a las terapias dirigidas de anti-EGFR. "Lo más necesario en Oncología es la identificación de marcadores que indiquen si el tratamiento funciona a nivel molecular o no" explica Josep Villanueva y sigue, "esta estrategia nos permitirá verlo con un simple análisis de sangre". Utilizar pEGFR como un biomarcador podría servir para monitorizar el tratamiento y podría permitir hacer un seguimiento de la respuesta al tratamiento sin necesidad de hacer una tomografía de control (TAC), la prueba estándar que se usa hoy en día para monitorizar el tamaño del tumor, lo que supondría, sin duda, un beneficio para el paciente.

 

"Tenemos resultados preliminares muy prometedores. Ahora, el siguiente paso es validar nuestros resultados ampliando el número de pacientes", concluye el Dr. Villanueva.

 

 

Fuente:elmedicointeractivo.com

 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web