Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Daño que sufre un paciente no es imputable al acto médico que infringió la lex artis


 

 

 

Daño a un paciente no imputable al acto médicoLa negligencia de un médico no es indemnizable si el daño que sufre el paciente no es imputable al acto médico que infringió la lex artis.

 

Así se desprende de una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Palma de Mallorca que ha absuelto a un facultativo de la demanda interpuesta por los familiares de una paciente que falleció.

 

En la reclamación contra el médico se alegaba que la no detección del melanoma que padecía la enferma y la infección posterior a la operación a la que se sometió fue la causante del fallecimiento.


· La indemnización por daño moral exige una mínima probanza o demostración por parte del perjudicado tendente a constatar el sufrimiento

 


Falta de pruebas


La resolución judicial, que admite las argumentaciones de Javier Clastre, abogado del facultativo, admite que el médico "no utilizó todos los medios a su alcance para diagnosticar la lesión que la paciente presentaba, pues debería haberla confirmado con un estudio histopatológico mediante una biopsia excisional y no mediante un método no indicado como el raspado". Es más, el hecho de que no hubiera sospecha de malignidad "no exculpa al médico, pues debería haber realizado todas las pruebas que la lex artis exige para alcanzar un diagnóstico de certeza, máxime cuando es notorio entre los profesionales de la medicina que el melanoma maligno puede confundirse con una verruga normal (qué fue lo que diagnosticó el facultativo), lo que sin duda se traduce en la necesidad de un mayor rigor profesional para el médico en aras a evitar lamentables confusiones con resultado fatídico".


Ahora bien, los magistrados confirman que hubo mala praxis, pero aun así absuelven al facultativo al no haberse probado la relación entre dicha negligencia y el fallecimiento de la paciente.

 


Causa ajena al tumor


En efecto, "de la actividad probatoria queda acreditado sin ningún género de dudas que la relación de causalidad entre el error de diagnóstico y el fallecimiento del paciente no concurre". Así lo demuestra el certificado de defunción, que afirma que "la causa de la muerte fue debida a una hemorragia cerebral, lo que sin duda cuadra perfectamente con el hecho de que un mes y diez días antes había sido dada el alta al quedar la zona intervenida libre de tumores".


Por último, la resolución judicial rechaza también la petición de indemnización de daño moral por el sufrimiento que el error de diagnóstico ocasionó a la fallecida. El titular del juzgado de Palma de Mallorca afirma que el resarcimiento de los daños morales pasa por "una mínima probanza o demostración por parte del perjudicado tendente a constatar la existencia del sufrimiento".


En este supuesto, tal demostración no concurre, ya que, "nada se ha probado acerca de que el error del facultativo afectase al nivel de vida de la finada y que la actuación médica contribuyese a acelerar el proceso cancerígeno que padecía".
 

 

 

 

 

FUENTE: Diariomedico.com


 


 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web