Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Una médico de La Paz, condenada por homicidio imprudente

 

El Sermas deberá pagar 13.000 euros por un error al colocar una sonda nasogástrica a una enferma que falleció

 

F. Javier Barroso Madrid 28 DIC 2011 - 10:36 CET18

 

IntubaciónEl Juzgado de lo Penal número 13 de Madrid ha condenado a una especialista en medicina interna y adjunta del hospital La Paz, L. M. T., como autora de un delito de homicidio por imprudencia grave a un año de prisión -por lo que no entrará en la cárcel, al ser menos de dos años- y al pago de las costas por la muerte de una paciente, según ha informado la asociación El Defensor del Paciente. El fallo, que no es firme, puede ser recurrido.

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), como responsable subsidiario, deberá pagar 13.500 euros a los cuatro hijos de la fallecida.

Doña M. C. F. P. era dependiente para todas las actividades diarias, haciendo vida muy limitada, por lo que vivía en una residencia de ancianos. La mujer llevaba una sonda nasogástrica de pequeño calibre. El 14 de septiembre de 2005 fue remitida al servicio de urgencias del Hospital Universitario La Paz de Madrid, para colocación de sonda nasogástrica de mayor calibre por presentar obstrucción esofágica, existiendo una deficiente colocación y siendo alojada esta en región bronquial inferior derecha, según El Defensor del Paciente.

La paciente recibió alta sin advertirse que la sonda estaba mal colocada, lo que podría derivar en una neumonitis por infusión. Al ser trasladada a su residencia, presentó dos paradas cardiorrespiratorias por lo que nuevamente fue remitida al servicio de urgencias del Hospital La Paz, donde se establece que se produjo una neumonitis yatrogénica. La paciente murió dos días más tarde en el hospital de Cantoblanco por una bronconeumonía aspirativa. Tenía 85 años.

Los jueces recogen que la sonda la puso mal una enfermera, pero como tenía dudas sobre si lo había hecho correctamente, solicitó que le hicieran una radiografía que teóricamente fue supervisada por la médico adjunta, la ahora condenada, que finalmente le dio el alta sin darse cuenta de que estaba mal alojada, y que fue lo que provocó el fallecimiento.

 

Fuente: Elpais,com

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web