Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Consiguen la regeneración de lesiones del cartílago articular con células de la membrana amniótica

 

La investigación, realizada por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (INIBIC) del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña ha sido presentada en el Congreso Mundial de Artrosis 2011 (OARSI). Esta terapia podría evitar que una pequeña lesión degenere en artrosis y además, las células obtenidas de membrana amniótica no causan conflictos éticos y no provocan rechazo inmunológico, lo que facilita posibles donaciones entre pacientes

 

Madrid, 20 de septiembre 2011 (medicosypacientes.com)

 

Un estudio realizado por investigadores españoles del Instituto de Investigación Biomédica (INIBIC) del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, presentado en el Congreso Mundial de Artrosis 2011 (OARSI) que se está celebrando en San Diego (California, EE.UU.), ha demostrado que las células de la membrana amniótica consiguen la regeneración de lesiones del cartílago articular.

Consiguen la regeneración de lesiones del cartílago articular con células de la membrana amniótica

 

Además de la importancia de este descubrimiento, ya que las lesiones del cartílago articular son muy difíciles de curar por su baja capacidad de auto-reparación, la Dra. Emma Muiños, investigadora principal, ha declarado que: “Estas células no generan conflictos éticos al proceder de un tejido de desecho que normalmente se descarta tras el parto; tampoco provocan rechazo inmunológico y podrían favorecer una recuperación más temprana de los pacientes”.

En concreto, esta investigación ha demostrado que se obtienen dos tipos celulares de una sola fuente tisular (del mismo tejido) que son las células mesenquimales estromales amnióticas humanas (CMEAh) y las células epiteliales amnióticas humanas (CEAh). “Ambas han demostrado que son capaces de sintetizar un tejido que rellena las zonas lesionadas, aunque las células mesenquimales parecen ser más adecuadas en este tipo de terapia”, apunta. Sin embargo, precisa la Dra. Muiños, aún se debe mejorar la calidad del tejido obtenido para comenzar a desarrollar modelos “in vivo”.

Los beneficiarios de este tratamiento serían los pacientes afectados de una lesión condral puntual, debida principalmente a traumatismos, giros bruscos o sobrecargas continuadas que pueden producirse, por ejemplo, en deportistas de élite o trabajadores sometidos a elevadas cargas físicas.

“Con esta terapia se podría evitar que una pequeña lesión degenere en una artrosis, enfermedad que hoy por hoy no tiene cura, es de alta prevalencia entre la población española y consume una gran cantidad de recursos sanitarios, además de ser una de las causas más importantes de dolor, discapacidad y pérdida de calidad de vida en este país”, sostiene la investigadora. En nuestro país el 80% de las personas mayores de 65 años padece artrosis.

 

Se evita el rechazo inmunológico

A juicio de la Dra. Muiños, “una de las ventajas es que se ha conseguido una fuente tisular de células madre que permite la extracción de más de un tipo celular. Además, la membrana amniótica es un tejido de origen embrionario, lo cual hace que las células obtenidas se encuentren en un nivel jerárquico privilegiado, entre las células madre embrionarias -asociadas a grandes problemas éticos- y las células madre adultas -con mayores limitaciones en sus posibles aplicaciones-”. Asimismo, añade, “se logra usar un tejido de desecho en un campo en el que hasta ahora no se había utilizado”.

Los tratamientos de terapia celular desarrollados actualmente en el campo de la Reumatología implican, de algún modo, la realización de daños añadidos a una articulación ya perjudicada. Entre los más utilizados se encuentra la microfractura (apertura de una lesión focalizada hacia el hueso subcondral) o el trasplante de condrocitos autólogos. En este último caso, se necesita realizar dos intervenciones quirúrgicas, la primera para extraer un fragmento de cartílago sano del paciente que permitirá obtener de él los condrocitos que se expanden ‘in vitro’ y la segunda operación en la que se introducen las células y se coloca una membrana de periostio del propio paciente para cerrar la lesión.

En este sentido, la Dra. Muiños asegura: “Con este nuevo tratamiento facilitaríamos no sólo los procedimientos a realizar por el propio equipo médico, sino que además el afectado se vería sometido a una intervención menos, no se le causaría daños a la articulación afectada y la recuperación del paciente podría ser más rápida. Además, las células obtenidas de membrana amniótica no provocan rechazo inmunológico, lo que facilita posibles donaciones entre pacientes”.

Los mayores esfuerzos en este momento realizados en el campo de la medicina regenerativa aplicada a la Reumatología están dirigidos a la ingeniería tisular. Según la Dra. Muiños, “se trata de una disciplina que tiene como objetivo desarrollar sustitutos biológicos con el fin de restablecer, mantener o mejorar la función tisular, siendo necesario para ello la aplicación de principios y métodos tanto de la ingeniería como de las ciencias de la vida”.

Por tanto, -añade- se desarrollan biomateriales de síntesis química para utilizarlos como soportes de células, de manera que se favorezca su diferenciación, proliferación y puedan permitir la formación de un nuevo tejido con las características propias del tejido nativo. “Este tipo de técnicas favorecerían la recuperación de tejidos propios de las articulaciones, que podrían frenar el desarrollo de un proceso artrósico, o la regeneración de un tejido tras una lesión, que de forma general crea un tejido de baja calidad”, concluye.

 

Medicosypacientes.com

 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web