Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

 

A por un registro nacional de errores médicos
 

 

 

El Ministerio de Sanidad trabaja para implantar en un plazo aún sin determinar un sistema nacional de notificación y registro de incidencias y eventos adversos en los hospitales.

Así lo han reconocido fuentes de la Agencia de Calidad del SNS a Diario Médico.

 

A por un registro nacional de errores médicosEl proyecto parte de un documento en el que los facultativos dejarían constancia de prácticas médicas que han dado malos resultados.

 

El objetivo es aprender de los errores para mejorar la asistencia al paciente.

 

Con ello, el ministerio quiere desarrollar lo que establece el artículo 59.2 de la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que prevé la constitución de un registro de acontecimientos adversos.


Carlos Romeo: "Este modelo deberá establecer unos criterios coordinados a nivel estatal para que las comunidades lo desarrolle"


La agencia ministerial encargó a los juristas Carlos María Romeo Casabona, catedrático de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco, y a Asier Urruela Mora, profesor de Derecho Penal en la Universidad de Zaragoza, un informe jurídico para valorar la viabilidad de este proyecto. El trabajo, Establecimiento de un sistema nacional de notificación y registro de incidencias y eventos adversos en el sector sanitario: aspectos legales, analiza las posibilidades de poner en marcha un registro en el contexto sanitario actual.


Este sistema ya funciona en varios estados de Estados Unidos y en Europa. En el Viejo Continente se ha impuesto el modelo llamado sueco o danés, donde el facultativo está obligado a realizar estas notificaciones. Sin embargo, la opción por la que han apostado Romeo y Urruela es la de que los médicos notifiquen estos errores de manera voluntaria, que el registro sea confidencial, que se realice a nivel hospitalario y sea de ámbito nacional.


Los juristas consideran que el sistema se debería poner en marcha con la promulgación de una norma que, además, tendría que modificar algunas leyes vigentes. "La idea de este modelo es que se establezcan unos criterios coordinados a nivel estatal y que luego las distintas comunidades autónomas lo desarrollen", apunta Romeo. Después de que los médicos notifiquen las reacciones adversas, un comité de pares, facultativos designados para este fin, se encargaría de valorar la actuación sanitaria y de buscar alternativas para que no se vuelva a producir el error en el futuro.

 


Vía penal


El punto de partida es razonable, pero su puesta en marcha tendrá que salvar algún que otro escollo. Entre los que apunta el informe de Romeo y Urruela está el riesgo de burocratizar en exceso la asistencia médica y de añadir presión a las actuaciones sanitarias, pues pueden aumentar los juicios a facultativos por la vía penal.


Asier Urruela: "Los facultativos que formen parte del comité que valore las notificaciones deberían tener una exención testifical"


En este sentido, la confidencialidad del registro es algo básico para garantizar la predisposición del médico a notificar los errores, al igual que la protección de los facultativos encargados de valorar los errores declarados.

 

Este último punto ha llevado a los autores del informe a plantear la necesidad de modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal para poner en marcha el sistema, ya que esta norma "establece una serie de obligaciones de testificar, en el caso de tener conocimiento de que se cometió un acto susceptible de ser considerado un delito", señala Urruela. La solución estaría en "dotar a los facultativos que formen parte del comité de pares de una exención testifical similar a la que gozan los abogados con respecto a sus clientes o a los sacerd0tes en las confesiones".


Sobre el riesgo de que estas notificaciones pudieran ser utilizadas por pacientes para interponer demandas penales a los médicos, Romeo apunta que "hay que pensar en alguna fórmula que realice una revisión normativa para crear un sistema estanco en el que ubicar este registro", apunta Romeo.


Para los expertos en leyes, el sistema es viable, necesario y conveniente, además de rentable en términos económicos. Romeo afirma que, "no es un sistema muy costoso. La inversión inicial que requiere se podrá recuperar en poco tiempo, pues está previsto que a partir de mejorar los sistemas de asistencia, se reduzca el número de incidencias y, con ellas, las demandas patrimoniales patrimoniales a la Administración, con el consiguiente ahorro". "El sistema se construye con la idea de la prevención y de aprender de errores e incidentes", apostilla Romeo.


Aun así la realidad de este registro parece bastante lejana. El estudio de Romeo y Urruela, elaborado dentro del convenio de colaboración que el Ministerio de Sanidad firmó con la Cátedra de Deusto, está previsto que tenga una segunda parte.


Según han confesado los autores, se han reunido en varias ocasiones con el ministerio después de entregarle su trabajo y no se ha concretado nada sobre un segundo encargo. Desde el ministerio se insiste en la voluntad de poner en marcha el sistema y, además, apuntan que ya hay dos hospitales públicos trabajando con un registro de errores a nivel piloto.

 


HECHO


Aprender de los errores

 


El objetivo de un sistema de notificación y registro de incidencias y eventos adversos es mejorar la asistencia sanitaria. Su creación figura en la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud y, ahora, el Ministerio de Sanidad tiene toda la intención de hacerlo realidad. 

 


Experiencia


Este sistema ya funciona en otros países europeos y en la mayoría de ellos el modelo utilizados obliga al médico a notificar las prácticas con resultados adversos. El Ministerio de Sanidad firmó un convenio de colaboración con Castilla-La Mancha, en virtud del cual se encargó un estudio para analizar la viabilidad de la implantación de un sistema de notificación.

 


Informe


La Agencia de Calidad del SNS encargó un análisis jurídico para valorar, a nivel nacional, las posibilidades de poner en marcha el registro. Los expertos en Derecho Penal Carlos Romeo y Asier Urruela han sido los encargados de realizar este informe, que entregaron al ministerio el año pasado. 

 


Conclusiones


Los juristas consideran que el modelo de registro más apropiado para España es un sistema voluntario, confidencial, a nivel hospitalario y de ámbito nacional. Además, Romeo y Urruela creen necesario promulgar una norma para constituir este registro y que, además, modificara la legislación vigente para asegurar una mayor protección al médico ante posibles demandas por la vía penal que pueden imterponer los pacientes.

 

 

 


POR HACER

 

Segundo encargo


Estaba previsto que el informe elaborado por los juristas Carlos Romeo y Asier Urruela tuviera una segunda parte; así lo confiesan los propios autores, aunque no se haya concretado nada todavía. Este segundo estudio vendría a profundizar más en la viabilidad de la puesta en marcha del registro nacional.

 


Voluntad


La Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud ha declarado su voluntad de avanzar en este proyecto y ha señalado que hay dos hospitales que, de manera experimental, están trabajando ya un sistema de notificaciones adversas. 

 


Problemas


La información de este registro tendrá el máximo nivel de protección reconocido por la Agencia Española de Protección de Datos para información relacionada con la salud. Sin embargo, un comité de facultativos debe conocer estas notificaciones, valorarlas y encontrar alternativas para las prácticas erróneas. En este sentido, los juristas consideran necesario que los facultativos miembros de estos comités tengan una exención testifical, ante la posibilidad de vulnerar lo que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

 


Ventajas


La puesta en marcha de este sistema puede reducir las incidencias y, por tanto, las reclamaciones de responsabilidad patrimonial a la Administración, lo que haría que, aunque su puesta en marcha supusiera un gasto importante, podría amortizarse en un plazo medio.  

 

 

 

 

 

FUENTE:  Diariomedico.com



 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web