Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

La sentencia del alto tribunal hace un repaso de su doctrina sobre la responsabilidad de las compañías aseguradoras, pues a la que se juzgaba en este caso negaba su obligación de indemnizar por los daños ocasionados por una de las enfermeras de la clínica privada en la que trabajaba.



 

 

EnfermeraLa sentencia del alto tribunal hace un repaso de su doctrina sobre la responsabilidad de las compañías aseguradoras, pues a la que se juzgaba en este caso negaba su obligación de indemnizar por los daños ocasionados por una de las enfermeras de la clínica privada en la que trabajaba.


La resolución, de la que ha sido ponente el magistrado José Antonio Seijas, aclara que "la obligación del asegurador no termina con la gestión asistencial, sino que va más allá, en atención a la garantía de la calidad de los servicios que afectan al prestigio de la compañía".


En este punto los magistrados recuerdan que en la prestación de la asistencia por parte de una compañían "el médico no es elegido por el paciente, sino que viene impuesto por la aseguradora y desde esta relación puede ser condenada por la actuación de quien presta el servicio en las condiciones previstas en la póliza".

 


Relación indirecta


Además, el fallo puntualiza que entre la entidad aseguradora y la enfermera que causó el daño existe una relación de dependencia "que no es de carácter laboral directa, puesto que no fue contratada por aquélla, sino indirecta por razón del concierto entre la entidad y la clínica privada donde la profesional presta los servicios".


Desde esta relación entre enfermera y entidad aseguradora, la sentencia recuerda que la función del asegurador "no es la de facilitar los cuadros médicos, clínicas y enfermeras, sino asumir directamente la prestación del servicio y garantizar la corrección e idoneidad de los medios personales y materiales empleados".


Es decir, "la entidad aseguradora no actúa como simple intermediario entre el médico y el asegurado, sino que garantiza el servicio".


Por último, el alto tribunal afirma que, tal y como defiende parte de la doctrina, podría ser necesaria una "mejor delimitación" de las obligaciones de dichas entidades frente a los errores médicos y hospitalarios". Pero a falta de tal delimitación, la doctrina actual declara la responsabilidad de las entidades de asistencia como "auxiliares de una prestación contractualmente convenida". Y es que, según los magistrados de la Sala Civil, "la garantía y calidad de los servicios mediante sus cuadros médicos se oferta como instrumento de captación de la clientela bajo la apariencia y la garantía de un servicio atendido por la propia entidad".

 

 


Fuente:  Diariomedico.com
 

 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web