Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

El riesgo excepcional en el consentimiento informado
 


 


CI: consentimiento informadoLa Sala Contenciosa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha declarado en una sentencia que el documento de consentimiento informado que debe ofrecerse al paciente con anterioridad a una intervención quirúrgica no tiene por qué incluir los riesgos que sean de carácter extraordinario, pues de lo contrario "se convertiría en un documento inmanejable y, en la práctica, ineficaz y entorpecedor del ejercicio de la función médica".

 

 

  • Cuando se realiza una manipulación de los lechos amigdalinos puede aparecer el síndrome de Horner, pero éste es un riesgo extraordinario.


 

Con este pronunciamiento el tribunal autonómico ha absuelto a la Administración de la demanda interpuesta por una paciente que sufrió un daño como consecuencia de una intervención de amigdalitis. Según relata la sentencia, la enferma presentó una hemorragia tras la operación quirúrgica, por lo que tuvo que ser reintervenida. A los pocos días de ser dada de alta, acudió a urgencias por sensación de cansancio, ptosis y miosis en el ojo izquierdo, diagnosticándolese un síndrome de Horner.


La resolución judicial descarta las peticiones de la demanda y las conclusiones del informe pericial presentado por la paciente, donde se alegaba la responsabilidad de la Administración por una defectuosa intervención quirúrgica, dejadez en el control posoperatorio y falta de consentimiento para la realización de la operación, incluida la omisión de los riesgos que ésta conllevaba.

 

 

  • La actuación médica fue la adecuada en el control de la hemorragia que se produjo en el postoperatorio de la amigdalectomía.

 

 

Para los magistrados, el informe aportado por el perito de la paciente "carece de rigor científico" e impide a la Sala "otorgar valor alguno a las conclusiones, pues éstas ni han sido sustentadas en la historia clínica ni tampoco en las propias valoraciones del perito a la luz de sus conocimientos médicos". El dictamen se apoya en "meras explicaciones genéricas sobre las diferentes formas de realizar una amigdalectomía y sus riesgos, sin referencia alguna al caso de autos".

 


Riesgo frecuente

 


Por contra, los informes de la Administración y de su compañía aseguradora rechazan todas y cada una de las alegaciones de la enferma "de forma clara, razonada, argumentada y rotunda". Según los dictámenes, "la aparición de la hemorragia en el postoperatorio de las amigdalectomías es un riesgo particular muy frecuente que puede ocurrir en cerca del 20 por ciento de los casos". Es más, cuando este riesgo aparece "es necesario volver a anestesiar al paciente, localizar el punto sangrante y controlar su hemorragia". En el caso analizado "así se hizo, y el cirujano, ante la imposibilidad de controlar completamente la hemorragia, se vio obligado a dejar un taponamiento con gasa e intubar a la paciente".


En consecuencia, toda la actuación médica realizada fue "adecuada, pues perseguía resolver la hemorragia en la cavidad oral, que puede ser muy peligrosa para los enfermos".


Por último, el fallo, que admite las argumentaciones de Eduardo Asensi, abogado de Zurich España, aclara que cuando se produce una manipulación de los lechos amigdalinos "puede ocurrir que exista una compresión o lesión térmica al cauterizar sobre la cadena simpática cervical, pudiendo aparecer un síndrome de Horner". En cualquier caso, dicha complicación es "un riesgo extraordinario". De hecho, un estudio internacional revela que sobre más de 40.000 amigdalectomías no existió ningún caso.


 

 

Fuente:  Diariomedico.com
 

 


 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web