Pericia Médica - Negligencia médica  - Mala praxis  -  Lex artis  -  Peritaje medico

  • Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

Debe extremarse la prevención para evitar riesgos en una intervención cuando hay circunstancias especiales del paciente
 


 

Cuidados especialesLos riesgos asociados a una intervención exigen al médico adoptar las cautelas necesarias para evitar, en la medida de lo posible, su producción. Ahora bien, cuando esos riesgos son mayores por las circunstancias personales del paciente, las medidas para su prevención deben extremarse.


Así se desprende de una sentencia dictada por la Sala Contencioso-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que se condena a la Administración por las secuelas sufridas por una paciente tras una intervención de muñeca.


Los magistrados han resuelto de esta forma el caso de una mujer que fue operada del síndrome de túnel carpiano, tras el que sufrió un acorchamiento de los dedos y dolor persistente que tuvieron que ser tratados con una segunda operación quirúrgica por recidiva del síndrome y neuropatía el nervio mediano de la mano.


Como consecuencia de las operaciones, la enferma sufre una insensibilidad de la mano por la que tiene reconocida una incapacidad permanente total.La sentencia aclara que los informes periciales son coincidentes en reconocer que la primera intervención quirúrgica provocó la lesión del nervio mediano de la mano "aun cuando tenía por objeto seccionar el tendón palmar".


Ahora bien, este daño se considera, según los peritos, un "daño iatrogénico", es decir, "una de las complicaciones descritas en este tipo de intervenciones". En efecto, los dictámenes periciales afirman que "la extirpación de la tumoración de la muñeca podría estar relacionada con la sección de nervio, pues el resultado anatomopatológico refiere la presencia de fibras nerviosas y el tamaño de aquélla coincide con el tamaño del nervio mediano".


Sin embargo, el informe del perito nombrado por el juez revela que la paciente presentaba "unos factores de riesgo individuales determinados por la existencia de una cicatriz o tumoración ubicada en el mismo lugar de la cirugía", por lo que se "incrementaba el riesgo genérico de la intervención".


Estos datos coinciden con el dictamen presentado por la Administración, que habla de la existencia de "una cicatriz previa en la mano y un traumatismo", esto es, "una fibrosis cicatricial que influye quirúrgicamente en que es más complicado encontrar planos quirúrgicos, ya que anatómicamente no se encuentran donde deberían estar y tampoco se diferencian bien".

 

 


Técnica desaconsejada

 


En consecuencia, la resolución judicial, que acoge la demanda presentada por la paciente, representada en el proceso por Rafael Martín Bueno, letrado de la Asociación de Víctimas de Negligencias Médicas, afirma que "en función de las condiciones de la paciente debió hacerse otro tipo de incisión que ampliara el campo de visión o de observación de la zona afectada".


Por este motivo, "la técnica utilizada no fue ajustada a la lesión de la enferma para poder realizar una técnica de neurolisis del nervio mediano, que es lo que se pretendía".Por tanto, la Sala sostiene que "pese a su falta de conocimientos médicos, y sólo basándose en lo declarado por los peritos, es factible concluir que si la paciente sufría una alteración anatómica que podía provocar una confusión entre los distintos órganos de la muñeca, no parece absurdo que se adoptaran todas las medidas existentes destinadas a evitar tal confusión, dado el daño irreversible que puede originarse en intervenciones de este género".


Los magistrados del tribunal autonómico concluyen su exposición advirtiendo de que "cuanto mayor son los factores individuales de riesgo han de ser superiores las medidas encaminadas a prevenirlos".

 

 


SIN RELEVANCIA JURÍDICA

 


La sentencia dictada por el tribunal madrileño aprecia una infracción de los criterios médicos exigibles por no haberse utilizado los medios "que pone a disposición el estado actual de la ciencia para la curación del paciente sin daños o lesiones innecesarias". Los magistrados obvian cualquier infracción de la obligación médica de informar, pues afirman que su existencia o no "es irrelevante, ya que el resultado lesivo es consecuencia de una inapropiada técnica quirúrgica que engendró o incrementó injustificadamente para la enferma los riesgos tanto genéricos como específicos de la operación". Es más, no se ha materializado un riesgo típico, sino que "la elección quirúrgica fue errónea".
 

 

 

Fuente:  Diariomedico.com
 

 


 

 

 

www.periciamedica.es

   

 

Diseño web y Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web